4

Primavera 2016

Amigo lector:

Este año, nuevamente, la primavera ha decidido llegar con un par de semanas de anticipación.

Es el periodo del año que la naturaleza despierta al nuevo ciclo y, con su renovado vigor, se presenta con fuerza para anticipar lo que será la fiesta de la vendimia.

¿Qué fue del tan anunciado fenómeno del NIÑO?

¿El tan esperado periodo de copiosas lluvias para recargar los mantos freáticos de nuestros sedientos valles?

Nos quedó a deber por lo menos 30 cm. de precipitaciones.

La vid, para su desarrollo normal y para sostener una producción adecuada, requiere de 1.200-1.400 litros de agua anuales, POR PLANTA. Convertidos en cm, serían aproximadamente unos 500-600 mm de agua.

Nuestra temporada de lluvia es de noviembre a marzo; las precipitaciones totales han sido de 150 mm, una cuarta parte de lo necesario. Se complementa el déficit con los riegos.

En las fotografías se aprecia el llanto de la vid, el desborre de las yemas y los crecimientos de las guías.

En la bodega hemos terminado el embotellado de los vinos blancos cosecha 2015 y, después de la Semana iniciaremos con algunos tintos de añadas más recientes.

02/18/2016. El lloro de la vid. Es el inicio de la primavera.

1

03/15/2016. Variedad Trebbiano. Las yemas despiertan, se abren.

2

03/15/2016 Variedad Trebbiano. Ya se ven las hojas incipientes

3

03/15/2016 Variedad Chardonnay. Nótese el racimo ya formado.

4

03/15/2016 Chardonnay. Nótese la longitud de la guía.

5