BALSÁMICO MAGONI

El vinagre Balsámico nace en la región de Módena, Italia en los siglos XV – XVI en pleno Renacimiento.
El método clásico, tradicional consiste en la concentración a fuego directo de un mosto de uva blanca hasta reducir el volumen a 1/3.

La línea de barricas se compone de 6 recipientes de capacidad de mayor a menor, iniciando con 60 litros y terminando con 12 litros.

La primera producción se obtiene con una maduración mínima de 12 años (doce años).

El las barricas se desarrolla una fermentación alcohólica contemporáneamente a la acética, que transforma el alcohol en ácido acético.

El producto final es un concentrado con unos aromas intensos entre notas dulces, ácidas y ligeramente amargas, en sinergia con la importante aportación dulce de los azúcares del concentrado.

Nuestro vinagre balsámico se produce respetando el clásico método tradicional que utiliza baterías de barricas de pequeñas capacidades y respetando los tiempos de maduración históricos.